"Celebramos agradecidas los logros cotidianos de muchos hermanos y hermanas que se han adelantado en la búsqueda de otro mundo posible. Junto con ellos y ellas, fortalecidas por el Espíritu, queremos seguir buscando el rostro de Dios en nuestra historia"

jueves, 8 de diciembre de 2016

Fiesta de la Inmaculada:Somos invitados a entrar también en "el Gozo de nuestra Señora"

«Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo», repetimos con las palabras del ángel. Y eso quiere decir que ante nosotros, tantas veces sombríos y agobiados por mil preocupaciones, se abren hoy de par en par las puertas de la alegría. Como cuando en la parábola de los talentos, el dueño dice al servidor fiel: «Entra en el gozo de tu Señor» (Mt 25, 23), nos sentimos también nosotros invitados a entrar también «en el gozo de nuestra Señora» y bendecir a Dios junto a ella, porque también ha querido hacer de nosotros hijos «agraciados». Sobre nosotros, como sobre María, descansan la complacencia y la ternura del Padre, no porque lo merezcamos, sino gracias a Jesús a quien estamos asociados e incorporados.
Por eso la Fiesta de la Inmaculada, que coincide con el tiempo de Adviento, nos adentra más profundamente en él, porque María se pone a nuestro lado para enseñarnos cómo acoger al Jesús que llega, cómo abrirnos a su presencia, cómo escuchar su Palabra. Junto a ella, la primera creyente, aprendemos qué es la fe y en qué consiste esa actitud de reconocerse pequeño y frágil, pero inmensamente querido y perdonado.
En María descubrimos ahora como terminada la misma obra que Dios tiene empezada en cada uno de nosotros. En ella vemos hoy el resultado victorioso de lo que acontece cuando alguien consiente que Dios intervenga en la propia vida y hasta dónde puede llegar la acción de ese Dios que siempre está llamando a nuestra puerta para estar con nosotros, como lo estuvo con ella y para llenarnos de gracia, como la llenó a ella.
Dolores Aleixandre rscj

lunes, 5 de diciembre de 2016

Concierto-Oración Ruah 10/12/2016

Queridos amigos:

En este mundo nuestro tan desconcertante, Agradecemos al grupo Ruah que a mitad del Adviento lleguen a Zabaldika a cantar y expresar lo que muchos llevamos dentro: nuestros sueños, clamores y caminos, para que la Ruah nos sostenga y nos comprometa para que este planeta sea más justo, humano y habitable. Os esperamos.

Al final, compartiremos en el Albergue nuestra alegría por el encuentro y la música, con un tentempié.
Nota: Si alguno viene de fuera, y lo necesita, el albergue estará abierto el fin de semana. Puede contactar con 948330918 /699617559


Comunidad rscj Zabaldika (Pamplona)

domingo, 4 de diciembre de 2016

Formación de animadores de Grupos Barat de los colegios de Sevilla

Este sábado, 3 de diciembre, hemos tenido la escuela de animadores trimestral de los colegios de Sevilla en el Colegio Santa María del Valle en Mairena del Aljarafe.
Mañana de amistad y encuentro, de formación y compartir. Han asistido 20 animadores de los grupos y hemos tenido una mañana de trabajo muy bien aprovechada. 

Como siempre, comenzamos la mañana con un rato de oración compartida que nos centra y nos hace memoria de que Jesús nos reúne, nos acompaña y ¡nos envía a acompañar a los niños en los grupos!

Esta vez la formación nos ha ayudado a reflexionar sobre la psicología de los preadolescentes que tenemos en nuestros grupos. 

Hemos trabajado también dinámicas de grupo que nos ayudan luego en el día a día en nuestro trabajo con los niños.
Acabamos muy contentos y agradecidos... ¡Hasta la próxima! 

Segundo Domingo de Adviento: AMA

La palabra que esta semana vamos a profundizar es “ama” y para entenderla bien os dejamos aquí el diálogo con la rosa de El Principito escrito por Antoine de Saint-Exupéry:
“Te amo - dijo el principito. Yo también te quiero - dijo la rosa. No es lo mismo - respondió él… Querer es tomar posesión de algo, de alguien.
Es buscar en los demás eso que llena las expectativas personales de afecto, de compañía…
Querer es hacer nuestro lo que no nos pertenece, es adueñarnos o desear algo para completarnos, porque en algún punto nos reconocemos carentes.
Querer es esperar, es apegarse a las cosas y a las personas desde nuestras necesidades. Entonces, cuando no tenemos reciprocidad hay sufrimiento.
Cuando el “bien” querido no nos corresponde, nos sentimos frustrados y decepcionados. Si quiero a alguien, tengo expectativas, espero algo.
Si la otra persona no me da lo que espero, sufro. El problema es que hay una mayor probabilidad de que la otra persona tenga otras motivaciones, pues todos somos muy diferentes.
Cada ser humano es un universo.
Amar es desear lo mejor para el otro, aún cuando tenga motivaciones muy distintas.
Amar es permitir que seas feliz, aún cuando tu camino sea diferente al mío.
Es un sentimiento desinteresado que nace en un donarse, es darse por completo desde el corazón.
Por esto, el amor nunca será causa de sufrimiento.
Cuando una persona dice que ha sufrido por amor, en realidad ha sufrido por querer, no por amar. Se sufre por apegos. Si realmente se ama, no puede sufrir, pues nada ha esperado del otro.
Cuando amamos nos entregamos sin pedir nada a cambio, por el simple y puro placer de dar. Pero es cierto también que esta entrega, este darse, desinteresado, solo se da en el conocimiento. Solo podemos amar lo que conocemos, porque amar implica tirarse al vacío, confiar la vida y el alma. Y el alma no se indemniza.
Y conocerse es justamente saber de ti, de tus alegrías, de tu paz, pero también de tus enojos, de tus luchas, de tu error.
Porque el amor trasciende el enojo, la lucha, el error y no es solo para momentos de alegría. Amar es la confianza plena de que pase lo que pase vas a estar, no porque me debas nada, no con posesión egoísta, sino estar, en silenciosa compañía.
Amar es saber que no te cambia el tiempo, ni las tempestades, ni mis inviernos.

Amar es darte un lugar en mi corazón para que te quedes como padre, madre, hermano, hijo, amigo y saber que en el tuyo hay un lugar para mí. Dar amor no agota el amor, por el contrario, lo aumenta. La manera de devolver tanto amor, es abrir el corazón y dejarse amar. Ya entendí - dijo la rosa. No lo entiendas, vívelo - dijo el principito.”


Fuente: Internet

viernes, 2 de diciembre de 2016

Testimonios de Religiosas del Sagrado Corazón (rscj)

Soy maestra de Educación Infantil, en este momento trabajo en el colegio de Chamartín, en Madrid. Mi gran pasión y vocación son los niños.
Para mí, vivir hoy la misión educadora como religiosa del Sagrado Corazón, es ser portadora de la misericordia y ternura de Dios por sus preferidos, por los  más pequeños. Es amarlos y acogerlos cada día en sus fragilidades y fortalezas, en sus inquietudes y deseos, en sus lógicas ilógicas y en sus respuestas espontáneas y creativas. Es hacer crecer en ellos la semilla de vida que llevan en su corazón y colaborar con Dios en esta obra apasionante de educar el corazón. Es contribuir en su formación integral. Y hacerlo con firmeza y con ternura como decía santa Magdalena Sofía.

Marisol Chirosa rscj

domingo, 27 de noviembre de 2016

Primer Domingo de Adviento: MIRA

Hoy empezamos el tiempo de Adviento. Durante cuatro semanas vamos a preparar una visita muy importante, la de Jesús, que cada 25 de diciembre llega de nuevo a nuestra vida para recordarnos que la fe que hoy sentimos fue y sigue siendo posible gracias a su nacimiento.
Cada semana profundizaremos con una palabra del lema para este curso de los Colegios del Sagrado Corazón (Mira, ama, cuida la vida).
Hoy para adentrarnos en la primera (MIRA) utilizamos el cuento de Eduardo Galeano “La mar”:

“Diego no conocía la mar. El padre, Santiago Kovadloff, lo llevó a descubrirla. 
Viajaron al sur. Ella, la mar, estaba más allá de los altos médanos, esperando. 
Cuando el niño y su padre alcanzaron por fin aquellas cumbres de arena, después de mucho caminar, la mar estalló ante sus ojos. Y fue tanta la inmensidad de la mar, y tanto su fulgor, que el niño quedó mudo de hermosura. 
Y cuando por fin consiguió hablar, temblando, tartamudeando, pidió a su padre: 
¡Ayúdame a mirar!”

Al igual que este niño, nosotros también necesitamos pedir ayuda para mirar, porque a nuestro alrededor existen tantas cosas y tantas personas… que nos hemos acostumbrado a la multitud.
En esta primera semana de Adviento la Iglesia nos invita a mirar con atención todo lo que constituye nuestra vida, a vivir atentos, despiertos a todo lo que sucede en nuestro interior y en nuestras relaciones (con los demás y con Dios).
De esta forma os invitamos a empezar este Adviento, pidiendo con sencillez ayuda a Dios y a todos los que tenemos cerca para mirar y así con la ayuda de todos podremos ver la inmensidad del mundo que nos rodea.
Desde la Red de Pastoral rscj os deseamos un ¡buen camino de Adviento!



Fuente: Internet

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Religiosas del Sagrado Corazón en Santiago de Compostela

Después de 45 años viviendo en Egipto vine a “parar” a Santiago de Compostela… Ciudad antigua y pequeña animada por los peregrinos y los turistas, pero sobre todo vivificada por el Apóstol…
Tuve la suerte de encontrar trabajo a los dos días de llegar, un lujo en nuestros días…y a mi edad! Estoy en el Centro Internacional de Acogida Cristiana al Peregrino. Experiencia totalmente nueva para mí y muy enriquecedora.

Voy andando porque estoy a 10 minutos de casa. Me encuentro con los peregrinos que vienen por el camino francés y hago la marcha con ellos. Asisto a sus emociones: gritos de alegría al llegar a la plaza del Obradoiro, abrazos que se dan cuando se encuentran con los compañeros que les precedieron, lloros al despedirse de los amigos encontrados… Todavía tienen un paso más… ir a buscar “la Compostela” y a sellar la credencial esperando en una cola que se hace larga… en tiempo fuerte de peregrinación. El número de peregrinos en este Año Santo de la Misericordia “sorpasó” al del último Año Santo 2010 en más de 500 que obtuvieron la Compostela. Vamos por 272.911 peregrinos y aun no terminaron los 12 meses.

Mi trabajo es sencillo. Me ocupo de crear un ambiente en la Capilla, de animar momentos de oración, sobre todo comunitaria, y de ser una “presencia” al peregrino… En momentos de mucha cola escribo “Compostelas”. Y procuro ser un elemento que transmite Paz y Alegría … en este mundo tan catastróficamente bello…
Siempre tengo algo que me llega al corazón y me lo llena. Un día el encuentro con un peregrino egipcio, musulmán del Cairo… fue un regalo para mí y yo creo que también para él, cuando después de recorrer 775 kms. desde Saint Jean Pied de Port, en Francia, pudo expresarse en árabe y hablar de lo que habitaba su corazón… Otro día me llaman por la tarde para ir a escuchar la experiencia de una peregrina que encontré en Zabaldica, Pamplona, hace un mes y que había guardado mi nombre. O el abrazo de un joven alemán de 21 años diciéndome: “Eres muy tierna”. O cuando lavo los vasos de las velas en el WC y me comparten su experiencia del Camino… O el tiempo pasado en la sacristía preparando las velas, donde puedo gozar de un momento de intimidad con el Señor…

Es muy gratificante también el trabajo de reflexión con el equipo del Centro para mejorar al máximo la acogida al peregrino y ayudarlo en su experiencia a lo largo del camino. Tenemos un gran reto por delante. El Camino de Santiago hoy es un lugar privilegiado de Pastoral.
Os mando la foto de un grupo de jóvenes con esclerosis múltiple, que hicieron 116 Kms. de camino… Tuve la suerte de asistir y animar el encuentro en la Capilla… Terminamos todos llorando y abrazándonos. Son unos héroes desconocidos. El Padre Nuestro rezado juntos, al final, tuvo un sabor especial.
Es una suerte palpar que tod@s, en el Camino de la VIDA, somos herman@s.

Pilinchi Romero rscj